biblioteca trastero

Cómo organizar tu biblioteca personal

24/03/2017

¿Llevas mucho tiempo posponiendo lo de ordenar tus libros y ya empiezan a formar pequeñas torres en tu casa?  No te preocupes porque a continuación, paso a paso, te contaremos la mejor manera de organizar tu biblioteca personal:

1.Saca a relucir todos los libros que tienes en casa, de las propias estanterías o de los lugares más recónditos. Lo más probable es que, al estar al contacto con el aire, hayan acumulado algo de polvo.

2. Limpia el polvo de la estantería y aprovecha para limpiar también el de los libros de una manera sencilla:

  • Pasa un trapo por el lado de las hojas mientras los sujetas para mantenerlos cerrados, o el polvo entrará en el libro.
  • Pasa el trapo por la portada, el borde y la contraportada y en caso de que estas sean de material impermeable, añade un poco de producto limpiador de superficies.

3. Analiza la situación, piensa cómo vas a colocarlos (en orden alfabético, por géneros, en orden de tamaño, etcétera) y ten en cuenta el espacio del que dispones. Si estás organizando los libros en distintas habitaciones de la casa, haz una distinción y repártelos según su utilidad en cada una de ellas. Por ejemplo, coloca libros de lectura en la habitación, de viajes en el salón y de cocina… en la cocina, claro.

Puedes colocar en fila los libros y medirlos con un metro para saber exactamente cuánto van a ocupar, y ten en cuenta que cada libro suele tener un tamaño y una altura distintos. Por cierto, este paso también puedes hacerlo antes de tener todos los libros sacados, tomándote tu tiempo para decidir la organización de tu biblioteca.

4. Haz un inventario de todos los libros que tienes, ya sea de manera tradicional en papel o en un archivo tipo Excel, lo que te facilitará las cosas para buscar en un momento cuales tienes y evitar, por ejemplo, comprar uno repetido. Como ya has decidido dónde vas a colocarlos, puedes añadir en la lista la habitación o el estante en el que se encuentran.

En este momento descubrirás que tienes un montón de libros que no vas a leer en un futuro cercano, o simplemente, que no tienes tanto espacio en casa para ellos. Para estos libros lo mejor es almacenarlos, por ejemplo, en un trastero, y evitar así también la acumulación de polvo.

5. Puedes, y esta opción es muy personal, etiquetar los libros con su número de la lista o los estantes según su orden, como en las librerías.

6. Colócalos, cuenta con una o dos cajas de cartón vacías que servirán de transporte para los libros entre el sitio en el que los hayas acumulado y las estanterías. Además, una caja llena es un buen sujeta-libros, si aún vas por la mitad del estante puedes colocarlo de tope y evitar que todo se desmorone.

Y ahora que ya tienes todo el trabajo hecho toca relajarse y disfrutar de la lectura.