ordenar los alimentos en la cocina

Cómo ordenar los alimentos en la cocina

07/12/2016

La organización es la clave del éxito en muchos aspectos de la vida cotidiana. Esto, por supuesto, también se aplica en nuestra casa, un lugar en el que puede que no pases la mayor parte de la jornada, pero el que, cuando llegas de trabajar, te aporta la tranquilidad y la armonía que necesitas para afrontar el día siguiente.

Uno de los espacios en los que el orden es más complicado de mantener es la cocina. Se suele pensar que podemos guardar los alimentos de cualquier manera, donde quepan, lo que dificulta tenerla siempre ordenada. Este es el motivo por el que te vamos a dar unos cuantos consejos para que tengas tu cocina organizada y puedas ordenar los alimentos de una forma práctica.

Ventajas de ordenar los alimentos y la cocina

Una cocina ordenada y organizada está llena de ventajas: proporciona una mayor sensación de limpieza, te resultará más fácil encontrar todo lo que necesites, además de detectar más rápidamente los productos perecederos que necesiten ser desechados, y cocinar en ella será una tarea mucho más agradable y llevadera.

Una de las cosas más comunes en la mayoría de las cocinas es tener varios paquetes abiertos de lo mismo: pasta, arroz, legumbres… Para evitar esto, lo recomendable es hacerte con varios botes en los que guardar el contenido que no uses cuando abras uno de estos paquetes. De esta forma, siempre sabrás si tienes que abrir un paquete nuevo o no.

Organiza los armarios de tal forma que tengas los productos que más usas a mano y los que usas más raramente en los estantes superiores, que son más difíciles de alcanzar y organizar. Aprovecha la reorganización para localizar todo aquello que creas que sobra o que tienes por duplicado, como los botes de especias. Para reducir el espacio que ocupan, puedes mezclar los diferentes botes repetidos en un mismo envase.

Ordenar los alimentos y los utensilios de cocina ayuda a ver qué necesitamos

Ordenar y reorganizar toda la cocina nos ayuda a saber qué necesitamos de verdad y qué no. Esto va más allá de lo que os comentábamos antes de los alimentos. Seguro que, al sacarlo todo de los armarios, encontrarás cosas que hace siglos que no usas: viejas cacerolas, sartenes en las que se pega todo… Sabes que no vas a volver a cocinar nada con ellas, así que aprovecha y deshazte de todo lo que no te sirva más.

También puedes organizar los alimentos por categorías y agruparlos en un mismo estante o armario. Por ejemplo, una buena categorización sería dividirlos en enlatados, pastas, arroces, legumbres, harinas, condimentos, productos para desayuno y merienda y bebidas.

¿Se puede guardar comida en un trastero?

En la lista de cosas que no se pueden guardar en un trastero destacan los alimentos perecederos junto a los materiales inflamables y los animales. El motivo es que se pueden echar a perder, provocando malos olores e incluso plagas. Sin embargo, sí que se pueden guardar alimentos enlatados o en conserva. Para ello, tienen que estar correctamente envasados.

Si deseas información sobre los trasteros de alquiler de TrasterosPack, ponte en contacto con nosotros. Resolveremos encantados todas tus dudas.