casa-desordenada

Cómo mantener tu casa ordenada

22/09/2016

Tener una vivienda organizada es la clave de la armonía y la paz, ya que vivir en una casa llena de trastos produce producir ansiedad. Aunque pueda parecer algo difícil, mantenerla ordenada tiene muchos beneficios, así como menos distracciones, más espacio para lo importante y un menor gasto de tiempo cada vez que tengas que limpiar y ordenar.

Además, al tener tu casa bien organizada no perderás tiempo en encontrar los objetos que estás buscando y no te desesperarás, algo esencial para conservar el buen humor.

Si te caracterizas por ser de tendencia desordenada, queremos ayudarte. Por ello, te vamos a dar algunos consejos para que puedas mantener tu casa ordenada y limpia.

  • Guarda las cosas tan pronto como acabes de usarlas, no comiences a amontonar.
  • Intenta no poner las cosas en las superficies libres, como mesas o escritorios. Una vez has puesto algo, es más fácil que se comiencen a acumular los objetos sobre estas superficies.
  • Prueba a encontrar un sitio para cada cosa. De esta forma, cuando acabes de usar un objeto irás a dejarlo directamente en su lugar.
  • Recoge antes de salir y antes de dormir.
  • Limpia lo que ensucies al momento. Por ejemplo, limpia el baño cuando salgas de la ducha.
  • Dedica 15 minutos todos los días a organizar la casa.
  • Recoge la mesa tan pronto como acabes de comer. Luego da mucha pereza y se acumulan las cosas para fregar.
  • Mantén el fregadero limpio. Es decir: lava los platos, guarda la comida en la nevera y en los armarios…
  • Si estás cocinando y estás esperando a que se haga la comida, invierte el tiempo de espera en ir limpiando otras partes de la cocina o los utensilios que hayas utilizado y que no te volverán a hacer falta.
  • Márcate una regla. Por ejemplo: por cada objeto que entra en casa, sale otro.

Si aunque apliques estos consejos tu casa sigue estando desorganizada, quizás lo que necesites es uno de nuestros trasteros de alquiler para poder almacenar todas aquellas cosas que no usas a diario y dejar más espacio en la casa. De esta forma no se te almacenarán en cualquier rincón y tendrás más libertad y armonía en tu casa.