oficina ordenada

Ahorrar espacio en la oficina

09/02/2017

El tamaño de una oficina no es lo más importante a la hora de poder trabajar ya que, aunque es cierto que la falta de espacio supone grandes dificultades que afectan negativamente al rendimiento, se pueden conseguir maravillas sabiendo cómo organizarse.

Por eso, vamos a darte a continuación una serie de factores que debes tener en cuenta para ahorrar espacio en la oficina:
1.  Haz una lista:

Cuando nos proponemos algo siempre viene bien hacer una lista, de hecho ¡estás leyendo una ahora mismo!.
Escribe en la lista todos aquellos objetos que consideres imprescindibles para tu trabajo diario, y lo que no, déjalo fuera de la lista. Puedes enumerarla o simplemente ir apuntando a medida que se te vayan ocurriendo. Este ejercicio te ayudará a organizar tu pensamiento y a que no se te pase por alto ningún detalle.

Una vez nos hayamos desecho de lo que no necesitamos, es importante diferenciar los objetos y/o documentos de uso diario de los que necesitamos a largo plazo. La mejor manera de almacenar estos últimos es alquilar un trastero al que podamos acceder cuando sea necesario.

2. Mobiliario:

Es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de distribuir bien el espacio de nuestra oficina e incluso ahorrarlo.

Piensa en tus necesidades y decide qué tipo de muebles se ajustan a ellas, como una mesa o escritorio, número de sillas, archivadores, etcétera. Dentro del tipo de mueble, escoge entre la gran variedad de modelos disponibles, pues existen todo tipo de tamaños e incluso muebles que cumplen varias funciones a la vez. Además, los muebles plegables son una gran elección que no se limita a las sillas plegables de la playa: existe una nueva corriente de diseño de interiores centrada en espacios reducidos en la que todo puede ser plegable y multifunción, multiplicando la eficacia considerablemente.

3. La iluminación:

La cuestión no es sobrecargar el espacio todo lo que podamos, y en decoración muchas veces puede aplicarse la máxima del menos es más. Uno de los factores más importantes para trabajar con eficiencia y para aumentar el bienestar de los trabajadores es la luz.

Aprovecha la luz natural que aportan las ventanas y tragaluces, además de una buena iluminación artificial. Coloca espejos que multipliquen la luz que ya tienes y que a su vez aportarán una sensación de mayor espacio.

4. El orden:

Los consejos anteriores no te servirán de nada si no mantienes tu oficina ordenada. Un correcto orden y limpieza no sólo aumentará el espacio disponible en nuestra oficina si no que transmitirá sensación de tranquilidad a los trabajadores.